CELL-2-60g

CELL-2-60g

Nuevo producto

Gel a base de caléndula, aloe vera, extractos embrionarios y aceite de almendras, recomendada para usos anti-inflamatorios, analgésico, desinfectante y cicatrizador de heridas.

Más detalles

Más

Gel a base de caléndula recomendada para usos anti-inflamatorios, analgésico, desinfectante y cicatrizador de heridas 

PROPIEDADES DE LA CALENDULA

Una flor maravillosa
Antiséptica, anti inflamatoria y cicatrizante. Hace más de 3.000 años los egipcios consideraban a la caléndula una planta milagrosa, los griegos y romanos la utilizaban para curar muchas de sus enfermedades. Hoy en día tiene varios usos medicinales y cosméticos. 

La caléndula, también conocida como maravilla, se ha usado extensivamente en la piel para tratar heridas pequeñas, infecciones de la piel, quemaduras, picaduras de abeja, quemaduras de sol, verrugas y cáncer. La mayor parte de la evidencia científica en cuanto a su efectividad como agente para curar heridas se basa en estudios con animales y en laboratorios, mientras que casi no existen investigaciones en seres humanos.

Un estudio en pacientes de cáncer de seno que estaban recibiendo radiación indica que el ungüento de caléndula puede ayudar a prevenir dermatitis en la piel (irritación, enrojecimiento y dolor).

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abscesos, acné, anemia, antiinflamatorio, antioxidante, antiviral, ansiedad, estimulante de apetito, arterosclerosis (tupición de arterias), pie de atleta, infecciones bacteriales, hipertrofia prostática benigna, irritación de la vejiga, purificación de la sangre, coágulos en los vasos sanguíneos, irritación de los intestinos, morados, cáncer, cólera, problemas en la circulación, conjuntivitis, estreñimiento, dermatitis de contacto, usos cosméticos, tos, calambres, desintoxicación (purgante), diabetes, brotes por el pañal, diaforesis (transpiración), diarrea, mareo, diurético, trastornos nerviosos distróficos, eczema, edema, epididimitis, inflamación del ojo, fatiga, fiebre, congelación localizada, infecciones de hongo, inflamación gastrointestinal, trastornos del tracto gastrointestinal, gingivitis, gota, prevención de enfermedades en las encías, dolor de cabeza, cardiopatía, hemorroides, herpes queratitis, infecciones virales del herpes simplex, colesterol alto, VIH, estimulante del sistema inmunológico, inmunomodulador, indigestión, influenza, insomnio, ictericia, cálculos en riñón o vejiga, cáncer de hígado, disfunción del hígado, estimulante de las funciones del hígado y la vesícula biliar, anormalidades en el ciclo de menstruación, trastornos metabólicos, migraña, infecciones bucales y de la garganta, repelente de mosquitos, espasmos musculares, desgastamiento muscular, náuseas, trastornos nerviosos (discapacidad iatrogénica), trastornos del sistema nervioso, sangre por la nariz, higiene oral (irrigación de la cavidad bucal), dolor, infecciones por parásitos, prostatitis, zumbido en los oídos, cáncer en la piel, irritación de la piel, dolor de garganta, trastornos del bazo, sífilis, dolor de muela, tuberculosis, colitis ulcerosa, úlceras (enfermedad de úlcera péptica), retención urinaria, problemas del útero, venas varicosas, trastornos en las venas (flebitis, tromboflebitis), deficiencias de vitaminas (luteína o betacaroteno), verrugas, candidiasis.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Protección de la piel durante la radiación (B)

    Un estudio llevado a cabo en mujeres que estaban recibiendo radiación en el seno para tratar el cáncer de seno reporta que el ungüento de caléndula aplicado a la piel por lo menos dos veces al día durante el tratamiento reduce la dermatitis aguda (irritación de la piel, enrojecimiento, dolor). No obstante, este estudio no puede considerarse decisivo dada las limitaciones de su diseño. Basado en esta evidencia, este planteamiento puede ser considerado en pacientes que sufren de dermatitis a causa de radiación y que no puede ser controlada con otras terapias.

  • Infección de oído (C)

    La caléndula se ha estudiado para reducir el dolor causado por infecciones de oído. Algunos estudios en seres humanos sugieren que la caléndula puede poseer leves propiedades anestésicas (para aliviar el dolor) iguales a aquellas que se encuentran en preparados no-herbarios similares para los oídos. Se necesitan estudios adicionales antes de hacer cualquier recomendación en esta área.

  • Inflamación de la piel (C)

    Investigaciones limitadas en animales sugieren que los extractos de caléndula podrían reducir la inflamación al aplicarse a la piel. Son escasos los estudios en seres humanos en esta área.

  • Úlceras venosas de las piernas (C)

    La caléndula se ha sugerido como un posible tratamiento para las úlceras venosas de las piernas. Se requieren estudios adicionales.

  • Curación de heridas y quemaduras (C)

    La caléndula se usa comúnmente en la piel para tratar heridas pequeñas en la piel. Se necesita investigaciones confiables en seres humanos antes de llegar a una conclusión firme.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con alergias a las plantas de la familia Aster/Compuestas tales como ambrosia, crisantemos, maravillas y margaritas tienen más riesgo de sufrir una reacción alérgica a la caléndula. Existe un caso de reacción alérgica severa (conmoción anafiláctica) después de hacer gárgaras con un preparado de caléndula.

Efectos secundarios y advertencias

Aparte de reacciones alérgicas, pocas reacciones severas se encuentran documentadas. En un pequeño estudio con animales, se asoció la caléndula con una reducción fatal en el nivel de glucosa en la sangre, junto con una reducción de lípidos y proteína. Se han reportado irritaciones en la piel (dermatitis atópica) y en los ojos.

Embarazo y lactancia

No está claro si es seguro usar la caléndula durante el embarazo o durante la lactancia. En estudios con animales, la caléndula ha tenido efectos en el útero y tradicionalmente se ha pensado que la caléndula tiene efectos adversos en los espermatozoides y que provoca abortos. No obstante, no está claro si estos efectos ocurren con el uso de la caléndula en la piel.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En estudios iniciales con animales, se reportó que dosis altas de caléndula causaron somnolencia. No está claro si el uso de caléndula en la piel de seres humanos tiene ese efecto. En teoría, el uso de la caléndula combinada con medicamentos sedativos puede llevar a un aumento de somnolencia. Algunos ejemplos serían las benzodiazepinas tales como lorazepam (Ativan®) o diazepam (Valium®), barbitúricos tales como fenobarbital, narcóticos tales como codeína, algunos antidepresivos, y alcohol. Se recomienda tener precaución al conducir u operar maquinarias.

En estudios iniciales con animales, se reportó que altas dosis de preparados de caléndula bajaban la presión arterial. No está claro si el uso de caléndula en la piel de seres humanos tiene ese efecto. En teoría, el uso de caléndula en combinación con drogas que bajan la presión arterial puede resultar en mayores efectos.

La caléndula también puede incrementar los efectos de los antiespasmódicos, que son medicamentos que ayudan a detener los espasmos musculares.

Debe utilizarse con precaución cuando se toman medicamentos que pueden dañar el hígado o los riñones ya que la caléndula puede aumentar el riesgo del daño de órganos.

Otras interacciones posibles comprenden aumentos en la actividad de medicamentos de hipoglucemia (diabético) o insulina, medicamentos antifúngicos o agentes que disminuyen los lípidos y los triglicéridos (medicamentos para reducir el colesterol.)